Científicos ponen a prueba los teléfonos móviles inteligentes para la advertencia de terremotos

Release Date:

MENLO PARK, California — Los teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos personales podrían ayudar en las regiones donde se encuentran en uso generalizado, y pueden funcionar como sistemas de alerta para terremotos mayor según la nueva investigación científica recien publicada.

Contactos adicionales:  Alan Buis, JPL 818-354-0474 alan.d.buis@jpl.nasa.govDonna Sturgess, CMU-SI 412-551-7436 sturgessd@gmail.com

MENLO PARK, California — Los teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos personales podrían ayudar en las regiones donde se encuentran en uso generalizado, y pueden funcionar como sistemas de alerta para terremotos mayor según la nueva investigación científica recien publicada. Esta tecnología podría se utíl en regiones del mundo que no tienen los recursos económicos necesarios para sostener un sistema de calidad alta de alerta temprana, que es mas costosas, y mas convencional y que tambien podría contribuir a otras sistemas.

El estudio, dirigido por científicos del Servicio Geológico de Los Estados Unidos (USGS) y publicado el 10 de abril en el volumen inaugural de la nueva revista AAAS Science Advances, encontró que los sensores en los teléfonos móviles y dispositivos similares se podrían utilizar para construir sistemas de EEW (Earthquake Early Warning System). A pesar de ser menos precisos que los instrumentos científicos, los receptores GPS (Global Positioning System; sistema de posicionamiento global) en un teléfono móvil puede detectar el movimiento de la tierra (desplazamiento) causado por el movimiento de la falla en un terremoto mayor.

Utilizando crowdsourcing observaciones que usan teléfonos móviles los terremotos podrían ser detectados y analizados, y las alertas de terremotos programadas se podrían transmitir de nuevo a los participantes que lo usan. “Crowdsourcing alertas significa que la comunidad se beneficiará por los datos generados por la comunidad", dijo Sarah Minson, geofísica del USGS y autora principal del estudio. Minson fue una investigadora antes de recibir su doctorado en Caltech mientras que trabajo en este estudio.

Sistemas de EEW (Earthquake Early Warning System) detectan el comienzo de un terremoto y emiten rápidamente advertencias a las comunidades y a los sistemas automáticos antes de que se siente el sacudimiento de la tierra donde se ubican.  Aunque gran parte de la población mundial es susceptible a terremotos dañinos, EEW (Earthquake Early Warning System) están operando actualmente en sólo unas pocas regiones del mundo, incluyendo a Japón y México. "La mayoría del mundo no recibe las alertas de terremotos debido principalmente al costo de la construcción de las redes operativas científicas necesarias", dijo el geofísico del USGS y líder del proyecto Benjamin Brooks.

Los investigadores probaron la viabilidad de crowdsourcing del EEW (Earthquake Early Warning System) con una simulación de un terremoto hipotético de magnitud 7,0 y con datos reales del terremoto de magnitud 9 en 2011 Tohoku-oki, Japón. Los resultados muestran que crowdsourcing del sistema EEW (Earthquake Early Warning System) podría lograrse solamente con un pequeño porcentaje de personas en un área determinada que contribuye información de sus teléfonos móviles. Por ejemplo, si los teléfonos móviles de menos de 5.000 personas en una área grande metropolitana respondieran, el terremoto podría ser detectado y analizado suficientemente rápido como para emitir una advertencia a las áreas más lejanas antes del fuerte sacudimiento de la tierra. "La velocidad de una alerta electrónica viaja más rápido que el sacudimiento de un terremoto", explicó Craig Glennie, autor y profesor de la Universidad de Houston, Tejas.

Los autores encontraron que los sensores en los teléfonos móviles y dispositivos similares se podrían utilizar para emitir alertas de terremotos para los temblores de magnitud aproximadamente 7 o más grande, pero no para terremotos de menos intensidad, sin embargo para terremotos potencialmente dañinos. Un sistema integral de EEW (Earthquake Early Warning System) requiere una densa red de instrumentos científicos. Un sistema EEW (Earthquake Early Warning System) científica de alto grado, como el sistema ShakeAlert del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) que se está aplicando actualmente en la costa oeste de los Estados Unidos, será capaz de ayudar a disminuir el impacto de los terremotos en un amplio rango de magnitudes. Sin embargo, en muchas partes del mundo donde no hay recursos suficientes para construir y mantener redes científicas, pero el consumo electronicos son cada vez más comunes, crowdsourcing sistema EEW (Earthquake Early Warning System) tiene un significado potencial.

"El sistema EEW (Earthquake Early Warning System) de los EE.UU. se está construyendo en nuestras redes de alta calidad científica, pero enfoques de crowdsourcing pueden aumentar nuestro sistema y tienen un potencial real para hacer advertencias posibles en lugares que no cuentan con redes de alta calidad", dijo Douglas Given, coordinador de USGS de ShakeAlert Earthquake Early Warning System, el sistema EEW (Earthquake Early Warning System). La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional ya ha acordado financiar un proyecto piloto, en colaboración con el Chilean Centro Sismológico Nacional, para poner a prueba una sistema híbrido de EEW (Earthquake Early Warning System) piloto que consiste de sensores de teléfonos móviles autónomos y sensores de grado científico a lo largo de la costa chilena.

"El uso de los teléfonos móviles como una red de sensores distribuidos - y la visión estadística de que muchos instrumentos imprecisos pueden contribuir a la creación de medidas más precisas - tienen una amplia aplicación incluyendo una potencia grande para beneficiar a las comunidades donde no existe una red de instrumentos científico", dijo Bob Iannucci de la Universidad Carnegie Mellon, Silicon Valley en California.

"Hace treinta años tomó meses para montar una imagen crudo de las deformaciones de un terremoto. Esta nueva tecnología promete ofrecer una imagen casi instantánea con una resolución mucho mayor," dijo Thomas Heaton, coautor del estudio y profesor de Ingeniería de Sismología en Caltech.

"Los datos de crowdsourcing son menos precisos, pero para los terremotos mayores que causan grandes cambios en la superficie del suelo, contienen suficiente información para detectar que se ha producido un terremoto, la información necesaria para la sistema alerta temprana de terremotos", dijo el coautor del estudio Susan Owen de la NASA Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California.

Esta investigación fue una colaboración entre científicos del USGS, Instituto de Tecnología de California (Caltech), la Universidad de Houston, Laboratorio de la NASA’s Jet Propulsion, y la Universidad Carnegie Mellon-Silicon Valley, y se incluye el apoyo de la Fundación Gordon y Betty Moore. 

Caltech es una institución renombrada de investigación y educación mundial centrado en la ciencia y la ingeniería, donde profesores y estudiantes persiguen nuevos conocimientos acerca de nuestro mundo y la búsqueda de los tipos de avances audaces e innovadoras que transformarán nuestro futuro.

La Universidad de Houston es una universidad pública de investigación de alto grado designado por el Carnegie y reconocido por The Princeton Review como una de las mejores universidades de la nación para la educación de pregrado. 

Carnegie Mellon es una universidad privada, clasificada internacionalmente con programas en áreas que van desde la ciencia, la tecnología y los negocios al orden público, las humanidades y las artes.

Administrado por la NASA por el Instituto de Tecnología de California, el Laboratorio de Jet Propulsion tiene programas activos en ciencias de la tierra, astronomía basada en el espacio y el desarrollo tecnológico, y manejado por todo el mundo de la NASA Deep Space Network.

USGS ofrece la ciencia para un mundo cambiante. Visite USGS.gov, y síganos en Twitter @USGS, y nuestros otros canales de medios sociales.